¿Duvet o edredón?

Una de las sensaciones más agradables y uno de los pequeños placeres de la vida es sumergirnos cada noche en una mullida y confortable cama. Para tener un descanso cómodo y placentero debemos contar, además de con un colchón y una cama de calidad, con la ropa de cama adecuada, que se adapte al momento y a nuestras necesidades.

Por la noche nos movemos menos que en el día, por lo que rápidamente nos puede coger el frío. Los edredones o duvets garantizan que el calor corporal no se pierda y aseguran calor y confort.

Al momento de elegir el cubrecama perfecto, prefieres ¿un edredón o un duvet? Si las diferencias entre uno y otro no te son claras, no te preocupes, la siguiente guía te dará a entender las diferencias para que puedas elegir la mejor opción.

¿Qué es un duvet?

Un duvet es un tipo de cubrecama, consta de dos partes: por un lado, el relleno y, por otro, la funda que lo recubre.

El relleno puede ser sintético o de plumas; que es protegida con una cubierta removible llamada funda de duvet que puede tener un traslape o cierre para mantener el relleno seguro y pueden ser removidas fácilmente.

¿Qué es un edredón?

Un edredón es, un tipo de cubrecama relleno de plumas, lana, fibra u otros materiales; tienen distintos gramajes según la necesidad. Se trata de una sola pieza, es decir, viene cosido y el componente que proporciona abrigo se encuentra en su interior y no se puede separar.

En Colineal contamos con varios modelos de edredones y duvets de distintos colores y motivos para que encuentres el que mejor se ajuste a tus necesidades y tus gustos.

Puntos a considerar

Puntos a considerar sobre los duvets:

1. Se pueden obtener estilos diferentes con el solo hecho de intercambiar la funda de duvet.

2. Son fáciles de lavar ya que solo se quita la funda de duvet.

Puntos a considerar sobre los edredones:

  • Evitan que el acolchado se mueva o desplace de entre la tela.
  • Son muy decorativas y con diferentes texturas

Tamaño correcto para cada cama

Al igual que ocurre con el resto de ropa de cama y los colchones, los edredones y duvets están disponibles en una amplia variedad de tamaños. Para asegurar la elección de las medidas adecuadas, es necesario saber las dimensiones. Las medidas más comunes son para cama twin: 160 x  240, full: 220 x 240, Queen: 240 x 240, King: 260 x 240.

¿Qué prefieres, edredones o duvets?

TIPOS DE CABECEROS

La decoración y los muebles del dormitorio tienen que transmitir una sensación de paz y tranquilidad, ya que tras una dura jornada, lo que más nos apetece es tumbarnos en la cama, meternos dentro de las sábanas y dormir profundamente.

Los cabeceros de cama son claves en un dormitorio. Sirven para enmarcar la que es la pieza más voluminosa de la estancia: la cama. No debemos olvidar que por su volumen, la cama es el elemento del dormitorio en el que nos fijamos primero; aquel que atrae todas las miradas. De ahí que escoger un buen cabecero que refuerce tal protagonismo sea importante.

En el mercado encontrarás cabeceros de cama de diferentes formas, materiales, colores, estilos… Por eso, te puede resultar complicado elegir  un único diseño. Para que te sea más fácil, hoy vamos a hablarte de los principales tipos de cabeceros por los que puedes optar.

Cabeceros de madera para la cama

Los cabeceros de madera son los que se utilizan de forma más habitual en los dormitorios. Son realmente prácticos y decorativos visualmente, aportan calidez a la habitación.

Un cabecero de madera puede parecer simple, pero dependiendo del tipo de madera que sea, o del diseño que escojamos, estos muebles pueden ser también bastante elegante.

Dependiendo tanto de la madera como de su tratamiento, los resultados obtenidos serán muy diferentes. Una madera maciza con una veta profunda aportará un marcado carácter rústico a la estancia; mientras que otras más lisas en tonos tanto claros como oscuros pueden convertirse en una estupenda alternativa para decorar dormitorios de vanguardia.

Cabeceros tapizados

Un cabecero de cama tapizado ofrece una solución versátil y dinámica para decorar el dormitorio y la cama. Por más que las tendencias cambien, el tapizado en los muebles nunca llega a pasar de moda, siempre desaparece y vuelve a aparecer en el mercado.

Los tapizados son esos elegantísimos cabeceros cubiertos por una tela acolchada que bien podría ser de algodón, piel o cuero. Dan un aspecto acogedor, íntimo y familiar a la estancia y están disponibles en todo tipo de colores y en diseños lisos o con patrones. Son muy hermosos a la vista.

Cabeceros tapizados- Estilo Capitoné

Un tipo concreto de tapizado usado en los cabeceros de cama es el estilo capitoné. Este estilo inglés, más frecuente en otros muebles como sillones y sofás, consiste en un tapizado acolchado con varios botones colocados de forma ordenada que le otorgan un aspecto mullido a la pieza. Es un tapizado bastante resistente.

Cabeceros altos

Ocupan un gran espacio de la pared en vertical, y son menos anchos que los corridos. Consiguen un mayor impacto visual que los corridos, por lo que se consigue un gran foco a la zona central del dormitorio (cama, cabecero y mesitas).

Suelen encajar en espacios tanto modernos como clásicos, utilizando su impacto para resaltar esa característica estética del dormitorio. Además, permiten un gran juego decorativo gracias a su considerable tamaño, pudiendo incorporar marcos o diseños más creativos.

Cabeceros de hierro forjado

Los cabeceros de hierro forjado reflejan romanticismo. Con este tipo de cabeceros podremos darle a nuestro dormitorio ese toque rústico o chic.

¿Y para el dormitorio infantil?

El blanco es el color predilecto de los dormitorios infantiles, ya que inunda el ambiente de paz e inocencia. No dudes en hacerte con unos cabeceros blancos para los dormitorios de los pequeños de la casa.

Con estas opciones de cabeceros puedes decorar y darle un toque nuevo a tu espacio.

¡Seguro que encuentras el que mejor encaja en tu dormitorio!

IDEAS PARA LA HABITACIÓN DE TU BEBÉ

Cuando descubren que van a ser padres la alegría es inmensa, al igual que la responsabilidad. Una de las partes más emocionantes para los padres que están esperando la llegada de su bebé es planear el cómo será su habitación. Este es un reto en el que intervienen muchos factores como gustos, espacio y presupuesto.

A continuación, te brindamos ideas claves para adecuar el cuarto de tu pequeño con una de las últimas tendencias en decoración: el estilo natural.

Conservar lo natural en los ambientes es algo que jamás pasará de moda. Brinda un toque fresco de colores claros y de detalles, materiales y textiles que marcan la sencillez. Definitivamente, la naturalidad es una gran idea a la hora de decorar el cuarto para tu bebé.

Utiliza colores neutros

Los tonos neutros son uno de los recursos que la mayoría utiliza para crear espacios que sean fáciles de modificar, que prevalezcan y no pasen fácilmente de moda. Te recomendamos usar colores neutros porque son clásicos, elegantes y combinan con todo, así puedes estar seguro de que no te equivocarás. Cada vez son más los padres que los eligen para crear habitaciones de bebés sencillas pero llenas de encanto, con toques muy naturales, en tonos que van del blanco al gris claro.

La tendencia nórdica que tiene como base el color gris nos ha abierto la mente para que aceptemos este tono que solía relacionarse con algo aburrido, para pasar a ser un tono cool, sofisticado y muy actual.

Cunas blancas

Las cunas blancas son las preferidas, y es que con ellas tenemos un mueble que va a combinar con todo. Además que aportan mucha elegancia y serenidad a estos espacios.
Para evitar un cuarto de bebé aburrido tienes que buscar el equilibrio con colores en tono pastel, en donde la cuna blanca siga destacando mientras que los colores suaves le den un toque infantil sin saturar el ambiente como lo harían los colores fuertes.

Utiliza textiles infantiles

Otra forma de decorar el cuarto de tu bebé y que resulte más cálido es utilizar textiles infantiles. Por ejemplo, las alfombras no solo son para dar calidez o para proporcionarles un espacio de juego, sino que también forman parte del estilo de la habitación y añaden mucha más gracia y personalidad a la zona del suelo.

Puedes incorporar una bonita y decorativa alfombra con varios tonos que pongan el toque de color u otros textiles estampados en tonos apagados que también ayuden a vestir el cuarto y la cuna blanca.

Además de las alfombras de tendencia, también puedes incorporar complementos sencillos para decorar el espacio como cojines en formas de animalitos, estrellas o nubes con estampados y colores diversos que acompañarán los juegos y horas de descanso de sus hijos.

Cómoda para almacenaje

Una cómoda es un elemento indispensable en la habitación de tu bebé, ahí podrás guardar toda su ropa y complementos y te ayudará a mantener todo más organizado. Hay muebles especiales para bebés, diseñados para acoplarse al tamaño de un niño, sin embargo, son útiles durante muy poco tiempo. Por esto te recomendamos invertir en un mueble de tamaño adulto que te servirá para toda la vida.

Si buscas total naturalidad en el cuarto de bebé, te sugerimos dejar de lado las cosas superfluas. Los bebés recién nacidos tan solo comen y duermen y no necesitan una gran cantidad de complementos.

Recuerda que la habitación debe ser fácil de redecorar para cuando llegue el cambio a una habitación infantil. Una habitación funcional y bonita es lo que tu bebé necesita para descansar y crecer sano.

Estilos de dormitorio para un mismo fin: descansar

Los estilos de dormitorio dicen mucho de la persona que los elige, no olvide que es tu espacio más privado para un descanso y relax total.

A la hora de decorar un dormitorio lo más importante es elegir el estilo que mejor se adapte con tu personalidad. El estilo de dormitorio debe invitarnos al descanso y transmitirnos paz. Su decoración debe estar completamente asociada con el gusto de cada persona para lograr ese lugar especial que tanto anhelas.

Aquí te brindamos diferentes ideas para decorar tu dormitorio, seguramente encontrarás el estilo que más te identifique.

Estilo clásico es sinónimo de elegancia

El estilo clásico aporta distinción y elegancia. En el interiorismo se dice que es un estilo atemporal pues nunca pasa de moda. Los muebles para este estilo son fuertes, con detalles curvos e imponentes, casi siempre de madera maciza como el roble.

El juego de dormitorio, como la cama, mesas de noche, cómoda y tocador llevan suntuosos diseños tallados para darle un aspecto imponente al estilo.

La clave para un dormitorio clásico perfecto es utilizar  tonos crema, que tienen mucho protagonismo y generan buen contraste con maderas más oscuras. Compleméntalo con detalles que te trasladen a aquellos dormitorios clásicos de revista con los que tanto soñamos.

Las posibilidades son infinitas, pero si quieres un consejo adicional, te recomendamos que, aun jugando con los tonos en las paredes y elementos decorativos como plantas, alfombras o mantas, el color de la madera sea el mismo en todos los muebles, para generar armonía en el ambiente y no perder el equilibrio.

DOMRITORIO BENHART

Estilo de Dormitorio Minimalista

El estilo minimalista es una gran opción decorativa para un dormitorio pues es sumamente armónico y apacible, sin nada de estridencias, mucho menos a la hora de dormir.

La ambientación debe ser mínima, meramente funcional y todo debe estar limpio visualmente.

El estilo minimalista es el más vanguardista en la decoración, en un dormitorio genera mucha armonía y simplicidad. Los muebles que definen este estilo tienen líneas rectas, con mínimas curvas suaves y resultan perfectos para crear un ambiente agradable y actual sin perder funcionalidad.

DORMITORIO VARI

Estilo de Dormitorio Moderno

Para un dormitorio de estilo debes tener presente que la iluminación es primordial. Es importante potenciar la iluminación natural, por lo que la iluminación artificial que elijas debe ser lo más blanca posible, pero gradual y regulable. De esta forma conseguirás la luz perfecta en los momentos en que necesites relax para conciliar el sueño y una luz más fuerte para las actividades diarias.

La decoración del dormitorio moderno no busca lo recargado sino la sencillez, predominan los espacios recogidos, ordenados, sin demasiados muebles. El estilo de los muebles evidentemente debe ser actual, con un diseño de líneas rectas y tonos claros.

La combinación de muebles de diseño como lámparas de pie o mesas de noche dan un toque moderno que te encantará.

DORMITORIO BOTERO

Dormitorios de Estilo Escandinavo 

El estilo escandinavo se caracteriza por sus líneas limpias, maderas claras y tonos neutros para crear un ambiente sereno y hospitalario. Sus colores casi siempre son suaves, en tonos magnolia, azules agrisados y verdes oliva.

El estilo escandinavo se asocia también con el pino, que por lo general trae frescura a este estilo de decoración. Sin embargo, se puede optar además por muebles blanqueados o acabados en madera.

DORMITORIO PARMA

¿Y tú, con qué estilo de dormitorio te identificas?

La personalidad de tu habitación

¿Has amado una habitación, la cama, almohadas o el desayuno de un hotel en el que te has hospedado mientras viajabas? Lo ideal sería que todos tengamos esa sensación, incluso en casa.

Para lograrlo, tu dormitorio debe ser la esencia de tu personalidad, cada accesorio, edredón, duvet, almohada, cojín, debe identificarte y representarte como persona.

Por eso hoy te presentamos algunas ideas y ambientes para que puedas crear un dormitorio a tu medida, según tu personalidad:

Si eres de esas personas a las que les encanta viajar a ciudades grandes y elegantes, si eres un líder de moda entre tu familia y amigos, siempre estás pendiente de las últimas tendencias de estilo aunque de alguna manera te sigue gustando lo clásico, eres el estilo de persona que le gusta el glamour. En ese caso, el dormitorio Danford es para ti.

Aprecias tu tiempo de descanso sobre todas las cosas, no te importa sacrificar tu estilo a cambio de tener confort y prefieres quedarte acostada en el sofá, antes que salir de fiesta en un fin de semana. Tienes una personalidad relajada que aprecia el lado más sencillo de la vida y te sentirás más cómoda y a gusto en el dormitorio Toscana.

¿Eres de esas personas que cuentan las historias con exageración? ¿Sueñas con hacer una obra de teatro, presentarte en un concierto o simplemente te encanta ser el centro de atención? Si despiertas cada día con la sensación de que es tu momento para brillar, nunca aceptas un no por respuesta, sabes exactamente lo que quieres y cómo conseguirlo, tienes una personalidad fuerte con un estilo ‘drama queen’. En tu dormitorio todo debe ser exuberante y lujoso. Tu mejor opción será el dormitorio Tarento.

Si tienes un alma eléctrica, siempre estás en búsqueda de algo nuevo y emocionante por hacer, te niegas a ser aburrido, te gusta destacar de la multitud pero tampoco te arriesgas demasiado. Te encanta pasar tus fines de semana con amigos, sabes dónde están los restaurantes veganos de la ciudad, los conciertos de bandas independientes y los locales de ropa de jóvenes emprendedores. Entonces tu personalidad es de un estilo más bohemio y tu dormitorio debe coincidir con eso. Echa un vistazo a  nuestro dormitorio Botero, ¡seguro te encantará!

¿Tienes una inclinación hacia el diseño, te encanta el arte de la arquitectura, aprecias las líneas y estructuras limpias, tiendes a combinar lo masculino con lo femenino, ya sea en tu apartamento o en la ropa que usas? Entonces tu personalidad encajará mucho mejor en el dormitorio Vari.

Y si aun no te identificas con ninguno de estos ambientes, te invitamos a revisar más opciones en nuestra web. Estamos seguros de que encontrarás el ambiente ideal para ti.

Camas a la medida de tus sueños

¿Qué tamaño necesitas?

Cuando hablamos de colchones y de camas, el tamaño sí que importa. Elegir el tamaño correcto de la cama es fundamental para disfrutar de noches placenteras y de una decoración estética armoniosa en la habitación.

A la hora de descansar no todos necesitamos el mismo espacio.

El tamaño ideal de la cama, que nos brinde el confort que buscamos, variará entre una persona y otra dependiendo de su constitución, altura, forma de dormir, si duerme solo o en pareja, entre otros factores.

Hoy te contamos cómo elegir la cama más adecuada entre todas las opciones que podemos ofrecerte hoy, desde camas individuales hasta camas matrimoniales y King, que últimamente han tomado gran protagonismo.

Las medidas de cama más convenientes

1.- Elegir la cama para la persona o personas que van a usarla

Para elegir la cama, lo primero es saber quién va a dormir en ella. Y vas a encontrarte con varias opciones según sea la persona o personas que las usarán.

2.- Mide el dormitorio para saber qué tamaño de cama puedes colocar

Adáptate a las medidas de la habitación, teniendo en cuenta que la cama es el elemento principal. Mide el área, haz un esbozo del dormitorio y calcula cuál es la medida máxima de la cama que puedes colocar. Según eso podrás elegir el tamaño de la cama, considerando que debe ser proporcional al dormitorio y tiene que estar ubicada de tal manera que tengas espacio suficiente tanto para levantarte y acostarte cómodamente, como para ubicar otros muebles complementarios de dormitorio.

Camas individuales, tamaño Twin o 1 ½ plazas

Por ser camas individuales son ideales para niños y adultos que duermen solos. También este tipo de camas son una muy buena opción para decorar dormitorios de tamaño reducido y habitaciones de huéspedes. Las medidas más comunes son de 105 cm de ancho x 190 cm de largo por lo que se ajustan sin problema a espacios pequeños.

Medida estándar: 105 x 190 cm

Camas dobles, tamaño Full o 2 plazas

Este tamaño está pensado para dos personas, sin embargo se utilizan así para noches ocasionales ya que pueden resultar un tanto estrechas para que dos personas duerman cómodamente. Las camas Full son 30 centímetros más anchas que las camas Twin, por lo que al compartirla entre dos personas, el espacio y comodidad será menor.

Medida estándar: 135 x 190 cm

Camas Queen o 2 1/2 plazas

Esta medida es similar a la de tamaño full, con la diferencia que brinda más espacio para la comodidad de dos personas. Si estás buscando una cama cómoda para ti y tu pareja, lo mejor será elegir una cama Queen. Estas camas tienen 160 centímetros de ancho entonces ofrecen el espacio suficiente para que dos personas duerman cómodamente, sin ocupar mucho lugar en la habitación. Por lo tanto, si se trata de un dormitorio pequeño viene muy bien.

Medida estándar: 160 x 200 cm

Camas King o 3 plazas

El tamaño de cama más grande que existe es el denominado “King”, estas camas son perfectas para matrimonios que quieran conseguir un descanso óptimo teniendo su propio espacio. También es adecuado para personas de composición grande y para aquellas que tienen tendencia a moverse mucho durante el sueño. También es aconsejado su uso con niños, para que compartan momentos agradables con sus padres en la misma cama, sin que el descanso de ningún miembro de la familia se vea interrumpido por el poco espacio.

Medida estándar: 200 x 200 cm

El colchón, complemento indispensable

Al tiempo que eliges la cama debes escoger un buen colchón, de la misma medida de tu cama. Aquí también es indispensable elegir un colchón de buena calidad si quieres lograr un descanso reparador que te permita despertar cada día con la mejor energía.

Recuerda que la elección de la cama para tu dormitorio es una decisión tanto estética como de salud. Esperamos que con estos consejos puedas elegir el tamaño de cama que mejor se adecúe a tus necesidades en cuanto a comodidad y estilo.

Pequeños muebles para grandes soluciones

El dormitorio es una de las estancias más importantes de nuestro hogar. Debe ser acogedor y confortable, ya que es el lugar donde descansamos para recargar fuerzas y levantarnos bien al día siguiente.

Sabemos que tanto la cama como un buen colchón y ropa de cama son piezas esenciales en nuestro dormitorio. Pero también debemos tener en cuenta otros muebles auxiliares son importantes para tener el dormitorio deseado.

Los muebles auxiliares no solo te ayudarán a tener la estancia más ordenada, sino que serán piezas clave a la hora de personalizar el espacio. Antes de elegirlos tendrás que tener muy en cuenta las dimensiones del dormitorio. Además, independientemente del espacio, no deberás recargar el dormitorio de piezas, ya que generarás una atmósfera poco relajante. Por tanto, tendrás que escoger solo las que consideres imprescindibles.

La mesita de noche… una pieza imprescindible

No hay en el dormitorio mueble más práctico que una mesita de noche. Un mueble que decora tu habitación y te hace la vida más cómoda.  Proporciona espacio de almacenaje, es cómodo a la hora de colocar determinados objetos: el libro que estemos leyendo, un vasito de agua, la lámpara de mesa.

La cómoda… funcional  y práctica para más almacenaje

Otro de los muebles auxiliares importante en un dormitorio si cuentas con el espacio suficiente es la cómoda. Y es que esta pieza te permitirá tener más espacio para guardar ropa y otros elementos. Al igual que ocurre con la mesita, el estilo y los colores de este mueble deberán concordar con el resto de elementos de la estancia. Una buena idea es colocar un espejo en la misma pared donde esté situada la cómoda, lo que te ayudará a ampliar el espacio visualmente.

Un espejo vestidor para vernos de cuerpo entero

 Si tienes espacio en tu dormitorio puedes colocar un espejo vestidor. De esta manera, lograremos ampliar visualmente el dormitorio. Si ya has puesto un espejo en la pared con tu cómoda no debes recargar con otro espejo ya que hay que buscar un equilibrio.

Sillones auxiliares

Y si tienes la suerte de contar con un dormitorio amplio, no hay mejor idea que colocar una butaca o un sillón. Además de ser súper decorativa, será de lo más práctica. Puede convertirse en la pieza clave de un rincón de lectura o relax.

 Percheros 

Los percheros constituyen un complemento práctico que ocupa poco espacio y pone algo más de orden en cualquier rincón de la casa. Se distinguen dos tipos de percheros, de pared y de pie.

Otros detalles

Por supuesto, no debes olvidarte de esos detalles que personalizarán tu dormitorio, como pequeños jarrones, cajas y cestas, cuadros, marcos de fotos, flores…

 

Los muebles de dormitorio pueden ser tanto clásicos y elegantes como modernos y sofisticados. Estos muebles de dormitorio ayudan a crear un ambiente íntimo y acogedor.

Un dormitorio para descansar y ser feliz

Un sueño reparador es el mejor secreto de belleza y la mejor inversión para conservar la salud y una buena calidad de vida. Por eso es tan importante disponer un espacio apropiado para el descanso. Diversos factores como la luz, el color de la habitación, la posición de la cama, la temperatura, etc., influyen directamente sobre nuestro sueño.

Hoy te brindamos algunos consejos que te ayudarán a conseguir una atmósfera de tranquilidad, indispensable para lograr un buen descanso.

Que el color de tus paredes invite a la calma

El color es fundamental en la decoración y, en un dormitorio, su elección va a influir en la creación de un ambiente envolvente y lleno de paz que invite al descanso. A la hora de pintar las paredes, elige tonos claros, suaves y cálidos como el beige, verde agua, azul, blanco. También resultan envolventes los grises cálidos, los verdes agua y los turquesas. Se recomienda evitar los tonos vibrantes o chillones, por muy sofisticados que sean.

La mejor iluminación

Aunque la habitación necesita estar llena de luz natural y vitalidad a primera hora de la mañana, es importante que por la noche permita un ambiente íntimo y acogedor. Para lograrlo se puede utilizar bombillas de pocos vatios, luz tenue en las lámparas de noche o velas que creen un ambiente que invite al descanso.

Para conseguir un buen descanso es recomendable que se tenga una luz principal que alumbre toda la habitación (suele estar en el techo) y además, lámparas de mesa con luz cálida.

Cuanto más oscura esté la habitación en la noche, más fácil será relajarse y asegurar un sueño reparador para despertarse renovado al día siguiente.

Ropa de cama que te acoja y acaricie

La ropa de cama es la verdadera protagonista del confort. Sábanas, fundas, almohadones, colchas… son elementos esenciales en el dormitorio. Además de transformar el aspecto de la habitación, son capaces de transmitir sensaciones, potenciar la comodidad y convertir la cama en un refugio para soñar y descansar.

Utiliza varios colores o mezcla estampados para aportar volumen y un efecto mullido. Además, puedes jugar con cojines de diferentes tamaños sobre la cama para brindar mayor calidez.

Invertir en un buen colchón y almohada

Invierte en un buen colchón que proteja tu espalda y la mantenga firme. El colchón ideal mantendrá la curvatura natural de tu columna, lo que te permitirá descansar mejor, reduciendo los problemas de ansiedad y niveles de stress.

La almohada también influye en nuestro descanso. Su altura y grosor dependerá de la posición en que se duerma. Si se duerme boca abajo, es recomendable una almohada baja, mediana si se acostumbra dormir sobre la espalda y alta si se duerme de lado.

Si quieres lograr un descanso reparador y conciliar fácilmente un sueño profundo, sigue estos consejos y notarás la diferencia.

Dulces sueños….

VISTE TU CAMA COMO TE VISTES A TI MISMO

La cama es la gran protagonista de tu dormitorio principalmente porque es la pieza más grande y, por tanto, la que más se ve.

Tender tu cama puede hacer que empieces tu día con el pie derecho y puede ayudarte a despejar más la mente y a sentirte más organizado. La cama tiene muchos significados en nuestra vida. Aparte de ser el lugar donde descansamos y soñamos también es un elemento de gran importancia para la decoración y estética de nuestro dormitorio. Cuando entras a una habitación y ves una cama hermosamente tendida transmite la idea de un hogar en armonía, de un hogar feliz

Te brindamos algunos consejos para que tu cama luzca muy elegante y acogedora.

¿Por dónde empezar?

Protector de colchón

La principal función del es proteger tu colchón. Ayuda a mantener el colchón o la almohada impecables durante más tiempo y prolongar su vida útil. Tiene una función higiénica por cuanto no deja que los ácaros, el polvo, el sudor o determinadas bacterias que pueda tener el colchón entren en contacto con tu piel. Evita que se desarrollen determinados hongos en tu colchón que incluso pueden provocar malos olores. El protector de colchón debe ajustarse al tamaño del colchón.

Sábanas y cobijas: una invitación al descanso

Sábanas

Es fundamental escoger una ropa de cama adecuada, y aquí las sábanas tienen una importancia especial. Es la pieza que tenemos en contacto directo con nosotros durante la noche, por ello es fundamental que sea cómoda, pero también resistentes y que encajen con tus gustos.

Es importante que la sábana se ajuste al tamaño del colchón, ya sea un colchón completo, twin, full, queen o king para que se adapte cómodamente en el lugar.

Es importante que sea del tamaño correcto: una pequeña se saldrá de las esquinas, y una grande se moverá a cada rato

Comienza vistiendo el colchón con la sábana inferior ajustable, estírala lo más posible, para que durante la noche no se mueva. Luego extiende la sábana superior de manera uniforme a través de la cama, deja que el largo adicional de la sábana caiga uniformemente sobre los lados de la cama. Siempre recuerda acomodar la sábana superior al revés, así cuando dobles la parte de donde van las almohadas, se verá el diseño que tenga.

Duvet, cobija o edredón

La manta o cubrecama que quieras usar va al final. El truco en este paso es asegurarte que esté centrada. No necesitas meterla abajo del colchón, mientras sea lo suficientemente larga para cubrir el borde de la cama. Generalmente es de un color sólido. Si es estampado, lo mejor es que sea uno simple y fácil de coordinar con varios juegos de sábanas. Flores y diseños geométricos son buenas opciones.

Almohadas y cojines

Depende cuántos almohadones tengas, los acomodarás de una forma diferente. Hay una gran variedad de almohadas para la cama. Lo básico que debes saber es que se colocan por tamaño, las de dormir van primero y deben acomodarse apoyadas en el cabecero de la cama seguidas por dos almohadas puestas de forma vertical como las de dormir y terminando con los cojines pequeños. Los cojines decorativos van al final, y los puedes acomodar como más te guste. Te recomiendo escoger un número impar de cojines para que se vea mejor al ojo. Tres es el número perfecto.

Y ahora sí, ¡todos a tender la cama!

Un dormitorio lleno de luz

Un buen ambiente suma confort

La luz es esencial para todas las actividades de nuestro día a día. Dormir, leer, estar en pareja, maquillarse o simplemente descansar, son actividades que pueden requerir ambientaciones de luz muy diferentes o pueden requerir una iluminación puntual.

Por eso es importante iluminar cada ambiente en función de la actividad que se vaya a realizar. Así, por ejemplo, para leer en la cama, los apliques situados en la pared, a ambos lados de esta, son uno de los recursos más habituales; mientras que una iluminación cálida en tu dormitorio, antes de apagar las luces, te ayudará a conciliar mejor el sueño.

Por ello, te damos algunos consejos para que puedas elegir la iluminación más adecuada para tu dormitorio.

Un sencillo truco para cambiar el ambiente de una habitación es instalar un regulador de intensidad lumínica, pues cada lugar demanda una intensidad de luz apropiada a la actividad que se va a realizar en él. Los reguladores de intensidad lumínica permiten regular y mantener la intensidad de la luz de forma manual.

Iluminación general

Este tipo de luz se emplea para iluminar la totalidad del espacio de forma rápida y puntual. Son las luces que van en el techo, ya sea una lámpara en el centro de la habitación o varios focos empotrados, esto dependerá del tamaño del dormitorio. Si dispones solo una luz en todo el centro del dormitorio puedes jugar con el tamaño de la lámpara para mejorar la iluminación y dar estilo al lugar, procura que no sea un simple bombillo.

Iluminación en las mesas de noche

Quizá este tipo de luz sea el más importante y el que más opciones ofrece. Si acostumbras usar tu cama como zona de lectura, la opción más versátil son las lámparas de brazo que permiten adecuarse a tu ubicación. Por otro lado, si solamente requieres una luz secundaria, cualquier otro tipo de lámpara funcionará bien para ti.

Las lámparas de mesa emiten una luz suave y cálida que logran un ambiente más acogedor. Este tipo de luz ambiental amortigua la intensidad de la luz directa que usamos para leer en la cama y crea un ambiente más relajado, perfecto para estar en el dormitorio después de un largo día.

Puntos de luz en otras zonas de la habitación

Dependiendo del tamaño y distribución de tu dormitorio, es posible que puedas adecuar un espacio de lectura en un rincón y con esto lograrás un ambiente diferente. Una buena lámpara de piso detrás de tu sillón favorito hará que quieras sentarte a relajarte.

Las lámparas de pie son un buen complemento a la iluminación general para lograr una atmósfera más íntima cuando sea necesario.

Ahorro en la iluminación pensando en el medio ambiente

Cada vez hay más conciencia de ahorro en los hogares y qué mejor si podemos implementarla en nuestro dormitorio que, por lo general, es en donde más tiempo pasamos cuando estamos en casa. Las luces LED nos ofrecen una gran variedad de opciones entre luces frías y luces cálidas. Estas son las que más te recomendamos.

Iluminación indirecta

Esta iluminación, poco convencional, es ideal para aquellos que sean más novedosos. Esto hará que tu dormitorio se vea completamente único y personal, con un ambiente cálido y relajado.

No te olvides de la luz natural

Aunque las opciones en iluminación son infinitas, no hay nada que supere una buena luz natural. Si tienes la suerte de tener un dormitorio orientado hacia la luz del sol que sale en las mañanas ¡qué envidia! Aprovecha lo que la naturaleza te da.

Una buena iluminación puede resaltar la decoración y transformar la atmósfera de tu hogar. Sigue estos consejos para conseguir una la iluminación funcional y al mismo tiempo capaz de crear una atmósfera serena y relajada que invite al descanso.

1 2 3 6